Fundación Euroamerica

La Fundación Euroamérica es una organización para fomentar las relaciones entre Europa y América

Desayuno-coloquio con Felipe de la Morena

Embajador en Misión Especial para Asuntos Internacionales de Medio Ambiente, MAEC
16 de octubre de 2015

FELIPE DE LA MORENA, Embajador   (Apunte BIOGRÁFICO)

Licenciado en Derecho, ingresó en 1989 en la Carrera Diplomática.
Ha estado destinado en las representaciones diplomáticas españolas en Zaire, Polonia y Estados Unidos. Fue asesor ejecutivo en el Gabinete del secretario de Estado de Defensa; segundo jefe en la Embajada de España en Ecuador, y subdirector general de Relaciones Económicas y Bilaterales con países en desarrollo.En 2007, fue nombrado jefe del Gabinete Técnico de la Subsecretaría de Asuntos Exteriores y de Cooperación, y, posteriormente, inspector general de Servicios del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Desde abril de 2011 hasta  2014 ha sido  embajador de España en la República de Malta.
En diciembre de 2014 fue designado Embajador en Misión Especial para Asuntos Internacionales de Medioambiente.

RESEÑA

El Embajador de la Morena comenzó su intervención afirmando que ya nadie cuestiona los efectos adversos que el aumento de los gases de efecto invernadero, como consecuencia de la intervención del hombre, tienen sobre el planeta. La principal consecuencia es el calentamiento global, que tiene una incidencia directa en el clima (aumento de las sequías, inundaciones…), en los niveles del mar, en la producción de alimentos, la salud  e incluso en  la paz y  la seguridad.

A continuación hizo un breve resumen cronológico de los avances en los trabajos sobre el cambio climático, desde sus inicios en Naciones Unidas a principios de los 70, pasando por la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro (1992), el Protocolo de Kyoto (1997), hasta llegar a la Cumbre sobre el Clima, celebrada en NY en septiembre de 2014, en la que se sentaron las bases para llegar a un acuerdo universal sobre el clima y la voluntad de adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático, con la participación del mayor número de países posibles.

Tras ella se celebró, en diciembre de 2014, en Lima la COP 20 (Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), en la que los países se movilizaron para avanzar en las negociaciones, logrando varios objetivos:

            – Por primera vez se aprobó un borrador de texto de negociación que reconoció los avances hasta el momento y que será la base del nuevo acuerdo a ser adoptado en la COP21. Recoge el compromiso de reducción de gases de efecto invernadero por parte de todos los países miembros de la Convención en función de su responsabilidad, con el fin de no superar los dos grados centígrados la temperatura global del planeta lo que tendría, según la comunidad científica, efectos imprevisibles. Para ello consideran necesario un cambio del modelo económico, de producción y del consumo, que sea eficiente en términos energéticos. Se reconocen responsabilidades comunes, pero diferenciadas en función de las capacidades de cada país, bajo el principio de equidad.

            – Todos los países deberán presentar las denominadas INDCs (Contribuciones Previstas y Determinadas a nivel Nacional), es decir sus objetivos de reducción de emisiones antes de la COP 21. A principios del mes de octubre, de los 196 países presentes en Lima, 151 ya habían presentado sus compromisos de reducción de emisiones, así como las medidas de adaptación, lo que supone un gran avance en las negociaciones -a pesar de las diferencias en las metodologías de los formatos presentados- ya que supone la existencia en todos esos países de un política nacional de medio ambiente. El Embajador de la Morena destaca que, entre ellos, se encuentran los grandes emisores como son la Unión Europea (quien presentó un objetivo de reducción del 40%), Estados Unidos, India y China.

            – Se señaló como urgente que los países desarrollados apoyen financieramente a los países en vías de desarrollo. Se aprueba así la creación del Fondo Verde, con un presupuesto de 10.200 mill. $. para proyectos como la creación de smartcities, reforestaciones, etc.

            – Es un acuerdo ambicioso en relación a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero antes del 2020.

Resultado de la Conferencia sobre Cambio Climático que tuvo lugar en Ginebra en febrero de 2015 fue la elaboración de un texto negociador que recogió todas las propuestas de los países asistentes, al que se dio forma en la reunión posterior celebrada en junio.

El siguiente y definitivo paso será la celebración de la COP 21 en París (30 noviembre-11 diciembre) que debe concluir con un acuerdo sobre el clima, global y vinculante jurídicamente para todos los países firmantes, con el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados.

Apuntó el embajador de la Morena los apoyos a esta Agenda sobre el Cambio Climático por parte de instituciones como el G7, que incluyó dos páginas relativas al tema en su declaración final o del Papa Francisco en su encíclica sobre el cambio climático. Asimismo hizo hincapié en la necesidad de la participación de todos los actores en esta lucha contra el cambio climático: gobiernos, empresas y sociedad civil. 

Tras su intervención, en el habitual coloquio posterior con el resto de asistentes, el invitado de honor respondió a diferentes preguntas como la rebaja de la ambición en cuanto a los compromisos de los primeros borradores al último, los mecanismos de financiación, el papel de España, la Red Iberoamericana de Oficinas sobre el Cambio Climático (RIOCC), la importancia de la tecnología y la transferencia tecnológica en este tema, etc.