Otras conferencias





I.- Presentación

El ejercicio de la democracia, la disciplina macroeconómica, políticas sociales distributivas y materias primas de valor incalculable han transformado Brasil, en esta década, en una economía sólida y fiable, como demuestra la obtención del investment grade; una economía de un país con capacidad de liderazgo internacional, que ha dejado atrás el fuerte endeudamiento de los años ochenta y problemas que parecían crónicos, como la alta inflación o el desequilibrio de las cuentas exteriores, y ha conseguido una posición sólida para afrontar la crisis.

Además, las políticas sociales llevadas a cabo desde la llegada del Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, en enero de 2003, han propiciado, que 20 millones de personas salieran de la pobreza absoluta y que la clase media se incrementara en un 52,7 por ciento entre 2007 y 2009. Esta movilidad social ha creado un mercado efectivo de 90 millones de consumidores y la consolidación del cambio de modelo: la transformación interna como motor del crecimiento económico que, en 2010, se mantendrá en torno al 5 por ciento.

Carlos Solchaga, Presidente da Fundación Euroamérica, Carlos Moreira, Embaixador do Brasil, y Marco Aurélio Garcia, Assessor-Chefe da Assesoria Especial do Presidente da República (en atril).

A estos datos hay que añadir, la segunda fase del Plan de Aceleración del Crecimiento, el PAC, que a partir de este año, con una inversión de más de 300.000 millones de Euros, continua realizando autovías, carreteras, puertos, aeropuertos, proyectos de logística, energía, transportes, vivienda y turismo. Sin olvidar las próximas citas internacionales en Brasil: el Campeonato Mundial de Futbol de 2014, y los Juegos Olímpicos de 2016; lo que convierten al país del futuro en un mundo real de oportunidades para el desarrollo y la lucha contra la desigualdad.

II. Objetivos

Para la Unión Europea, el diálogo político y la cooperación con Brasil en educación, medio ambiente, infraestructuras, etc. son dos pilares fundamentales de una relación entre socios que va más allá de una zona de libre comercio; relación que quedó formalizada en el acuerdo de Partenariado Estratégico, y su plan de acción conjunta, que firmaron ambas partes en la primera y segunda mitad de 2008 respectivamente, con vocación de beneficiar a terceros países en su combate contra el hambre y la pobreza, mediante acuerdos equilibrados de liberación comercial.

Durante el primer semestre de 2010, España ejerce la presidencia rotatoria de la Unión Europea , con el objetivo de intensificar la asociación estratégica con América Latina, de la que Brasil es un actor clave para la salida de la crisis, la estabilidad de la región y la lucha contra el cambio climático. En cuanto a la relación bilateral, España se ha convertido en el segundo país inversor por el papel de sus empresas en Brasil, que han invertido, desde 1996, un stock de 35.000 millones de dólares. Todos estos datos avalan la oportunidad para la celebración de un gran encuentro, impulsado por la Fundación Euroamérica.

La Fundación Euroamérica, creada en 1999 por personalidades europeas y latinoamericanas, -conscientes de la historia y los valores compartidos- organiza por tercera vez el Foro Brasil-Unión Europea para sensibilizar a dirigentes, empresarios y opinión pública, a ambos lados del Atlántico, de la importancia, oportunidades y desafíos de esta relación estratégica que busca contribuir al desarrollo sostenible y a la cohesión social. Los dos primeros foros se celebraron en Sao Paolo el 1 y 2 de diciembre de 1999, y el 29 y 30 de octubre de 2003, respectivamente.