Fundación Euroamerica

La Fundación Euroamérica es una organización para fomentar las relaciones entre Europa y América

Desayuno-coloquio con Rafael Ansón

Presidente de la Real Academia de Gastronomía española y de la Academia Iberoamericana de Gastronomía
2 de diciembre de 2014

RESEÑA

El Sr. Ansón comenzó su intervención diciendo que la alimentación es un pilar fundamental del bienestar y la salud de las personas. Nadie duda hoy de la importancia de una nutrición correcta y adecuada, ni de la necesidad de prevenir la obesidad (que ha sido considerada oficialmente como “epidemia” por la Organización Mundial de la Salud) u otras enfermedades cardiovasculares, directamente relacionadas con una alimentación no adecuada. Como dato, apuntó que en 2013 hubo más muertes relacionadas con una mala alimentación que por hambre. Resulta especialmente prioritario reducir la obesidad infantil, que ha aumentado en los últimos años en todo el mundo. Para ello es esencial “enseñar a comer”, desde la etapa escolar. Igualmente importante es la labor de difusión a través de los medios de comunicación de los mensajes de los especialistas en nutrición así como a través de internet.

Asimismo señaló el valor económico de todo lo relacionado con la alimentación, desde la producción y distribución de alimentos hasta los sectores de la restauración y el turismo, básicos en la economía española. Sólo el turismo gastronómico supuso un 15% del total de turismo que tuvimos en nuestro país el año pasado. Apuntó igualmente que el bien español que más valoran los turistas es nuestra gastronomía. La variedad y riqueza de la cocina española, desde la tradicional hasta la creativa y de autor conforma nuestra cultura gastronómica y ha obtenido un reconocimiento mundial, situando a algunos de nuestros cocineros entre los mejores del mundo. Destacó también que la gastronomía es el sector de la economía española donde hay más innovación y un mayor grado de excelencia.

La Academia Española de Gastronomía, fundada en 1980, se convierte en una Corporación de Derecho Público en 2008, pasándose a llamar Real Academia de la Gastronomía. Ha tenido desde sus inicios la vocación de una visión global de la alimentación, por un lado, difundiendo la rica y variada gastronomía española, lo que repercute en un incremento de nuestros ingresos por turismo; por otro,  de mejora de la calidad de vida de los españoles, a través de la promoción y el fomento de una alimentación sana y equilibrada basada en nuestros productos y en la dieta mediterránea, reduciendo así los costes sanitarios.

Destacó asimismo la existencia de la Academia Iberoamericana de la Gastronomía, que agrupa las distintas academias de España, Portugal, México, Perú, Colombia, Argentina y Brasil, con el convencimiento de que la cultura gastronómica iberoamericana tiene más valor que la angloamericana, y ése es un valor cultural común que hay que saber exportar.

Por último resaltó la colaboración de la institución con organismos como la Segib o el Parlamento Europeo, que aprobó en el mes de marzo por  amplia mayoría el “Informe de Iniciativa sobre el Patrimonio Gastronómico Europeo: aspectos culturales y educativos” con el fin de incorporar al sistema educativo europeo conocimientos sobre gastronomía y hábitos alimenticios.

A continuación se mantuvo un interesante coloquio con la intervención de  varios  invitados comentándose entre otros temas la evolución de la gastronomía peruana , reconocida mundialmente etc.